PARADILLA 143: Esta tierra sabe a campo, lechazo y buen vino

Un nombre curioso: PARADILLA 143

La Trufería
Invitados por AJE Burgos acudimos el pasado 7 de febrero, junto con un nutrido grupo de amigos, a visitar a nuestro compañero Eduardo ABAD, el joven ganadero propietario de PARADILLA 143.

Lo cierto, es que pasamos un entretenido día visitando las instalaciones de su explotación y degustando “el mejor cordero posible” (como identifica y presume Eduardo) dentro de una experiencia de “oviturismo” (inspirado en algo tan habitual como el enoturismo pero sustituyendo el vino por todo lo que rodea a la ganadería de ovino).

La primera vez que escuchamos hablar de Eduardo fue en el programa de televisión “Un país para comérselo” conducido por Ana DUATO y dedicado a Burgos (ha sido escuchar la palabra ATAPUERCA, y no hemos podido evitar pensar en “DESCUBRIR“, “DOLINA“, “CERVEZA“, … :-))

Aquí podéis ver el episodio completo (1:40 aparece PARADILLA 143 o ve directamente un resumen) .

Un buen recorrido por nuestras tierras burgalesas en la que aparecen grandes amigos, entre los que ahora se encuentra Eduardo.

Toda una experiencia, con este tipo que hace las cosas “como se tienen que hacer”.

Esta breve, pero intensa, visita nos ha permitido conocer a un ganadero que ha puesto en marcha un novedoso sistema de cría, selección y elaboración.
Gracias a esto, ha conseguido ofrecer a un amplio mercado de consumidores, un lechazo asado único, con la máxima calidad, controlando de principio a fin todo el proceso (alimentación, reproducción, cría, elaboración, comercialización)

El objetivo final: La autenticidad de la compra, garantizando tu lechazo asado, desde su origen hasta tu mesa, para que puedas disfrutar de un producto de primera calidad con la mayor sencillez (Sin Conservantes ni colorantes, sólo agua y sal, producto artesano).

Nos identificamos plenamente con esa filosofía de trabajo, ya que que es la misma que aplicamos en nuestra cerveza artesanal DOLINA.

Y todo esto en Pardilla, su localidad natal (PARADILLA 143 viene de juego de palabras entre el nombre histórico del pueblo y el punto Kilométrico en el que está situado) y con ayuda de sus padres, Eduardo ha creado poco a poco una ganadería basada en la mejor selección genética, obteniendo unos corderos de raza churra que pasan por ser los mejores de la zona.

Anímate, contacta con PARADILLA 143 y ven a ver y degustar uno delos mejores lechazos de la zona, porqué como dice Eduardo, “Corderos como los míos hay, mejores no”.

Gracias!

¡Corre la voz!