¿Qué hay de nuevo, dolinistas?

Esta vez no os vamos a hablar sobre cerveza Dolina… ¿Cómo? Pero, ¿Por qué? Tranquilos, ¡no os asustéis! Que aún tenemos Dolina para rato. Esta vez os vamos a hablar de la otra línea que hacemos, la hermana pequeña de Dolina, ¡Hipótesis! 

Sin perder la línea de inspiración de Dolina, en la que se ensalza la capacidad y el afán de descubrimiento de nuestros antepasados en la sierra burgalesa de Atapuerca; la línea Hipótesis nació allá por el año 2017 buscando aumentar el número de referencias de cerveza artesana creando así una American IPA y una Brown Porter; si te interesan este par de “hipótesis” toma asiento, que hoy te vamos a presentar a la más oscura de las dos… ¡La Porter!

Porter, Brown Porter, negra, hipótesis número 1, lluvia mortal… ¿Cómo la llamamos? ¡Llámala como quieras! Todas son la misma cerveza y por supuesto; todas saben igual de bien así que ponte cómodo, sírvete tu cerveza favorita y empieza a leer; hoy te vamos a contar todo lo que sabemos sobre este tipo de cervezas y por supuesto, vamos a presentarte nuestra cerveza negra favorita. ¿Está claro cuál va a ser no? Nuestra hipótesis número 1. ¡No podía tener un nombre más acertado!

Este estilo de cerveza nació en Inglaterra en el año 1722, en plena revolución industrial cuando un cervecero Londinense mezcló tres estilos muy diferentes de cerveza… ¡Qué barbaridad sería ahora mezclar tres estilos diferentes de cerveza! ¿No? Pero por aquél entonces, funcionó muy bien; a la vista está ya que las cervezas negras cada vez tienen más adeptos.

¿Os imagináis lo que podría salir si mezclamos una Dolina Pilsen, una Hipóteis American IPA y una Dolina Belgian Dubbel tostada? ¿No? ¿Probamos? Nosotros pensamos que, por separado, mejor. Con esta mezcla tan rara os queremos contar que la Brown Porter original apareció de mezclar una cerveza ácida con bajo contenido en alcohol, una cerveza joven lupulada muy aromática y una cerveza tostada. Entonces; ¿esta mezcla te parece menos descabellada que la anterior? Así se obtenía una cerveza realmente agradable al paladar, muy nutritiva y consistente. 

Por cierto, esta cerveza era realmente barata. ¿Os imagináis poder comprar un litro de cerveza por dos céntimos? Pues por aquella época así era, costaba 2 peniques el cuarto de galón de Porter. Buena, bonita y barata; ¡para que queremos más! Así era la Porter; tanto que se empezó a producir cerveza tipo Brown Porter en fábricas; esta vez, sin mezclar diferentes estilos de cerveza.

Pero… ¿Porter? ¿De dónde viene ese nombre? Pues bien, se cree que su nombre proviene de los chicos que trabajaban en las estaciones de tren y repartían cerveza; si alguien quería o necesitaba una cerveza solo tenía que gritar ¡Porter!; que en inglés significa porteador o maletero. Espera, espera, espera… ¿Entonces, si gritabas Porter en mitad de la estación de tren venía un chico con cervezas para ti? Pues; efectivamente. Suena estupendo, ¿no crees? Hay costumbres que no deberían perderse…

Como ya os comentamos en el post de la Dolina Belgian Dubbel; que para los que se lo perdieron pueden leerlo pinchando aquí ; el color de una cerveza depende de las maltas que se empleen en su elaboración; las maltas más claras producirán cervezas más claras y las maltas que hayan sido tostadas durante más tiempo, a más temperatura, usando caramelo o granos de café o cacao… Podrán dar lugar a una cerveza mucho más oscura; así se hace nuestra cerveza negra.

Para la elaboración de una Porter se utilizan unas maltas muy características, dándole a nuestra cerveza negra unos aromas a maltas tostadas, café, regaliz… ¡Incluso nos atreveríamos a decir que nuestra Porter tiene notas dulces a chocolate! Ahora que sabes todo esto… ¿A qué ahora te apetece una? ¡Que levante la mano a quien no le guste el chocolate!

Nuestra Porter es de color marrón oscuro casi negro y el color de la espuma tiene un tono blanco tostado muy apetecible. En el vaso, esta espuma tiene muy buena retención que ¡Por cierto! ¿Sabes en qué vaso debería servirse? En una pinta Nonic; son los típicos vasos de pinta de Irish Pub, ¿a qué ahora te suena más este “Nonic? ¿eh?

No es una cerveza con demasiada graduación alcohólica, tiene un contenido alcohólico de unos 5% vol. ¡Como nuestra Dolina Pilsen, ¿te acuerdas de ella? Esto la hace perfecta para tomarte un par de ellas y no irte a casa cosiendo la calle; eso sí por su cuerpo y consistencia podrás decir que ya has merendado.

Este tipo de cerveza marida muy bien con carnes ahumadas, carnes de caza con salsas dulces y productos de mar como unas ostras o con unas buenas raciones de calamares y mejillones. Si eres un poquito atrevido en cuanto a sabores se refiere… Puedes combinarla con chocolate, trufas y si eres de los que no se salta un postre… ¡Combínalo con una de nuestras Hipótesis Porter! Estamos seguros de que esta combinación no te dejara indiferente; ni a ti ni a tu paladar.

Para los amantes del queso siempre hay una cerveza que combina a la perfección con ellos, y nuestra Porter no va a ser menos. Para acertar recomendamos que combines tu Hipótesis Número 1 con un buen gorgonzola italiano. ¡Está de muerte!

Ya sabemos donde podemos encontrar Dolina pero… ¿Y las hipótesis? ¿Dónde podemos ir a probarlas? Pues bien, si eres de los que te encanta pasear el centro de Burgos, podrás encontrar nuestra Porter en El Rincón de Benedith o en La tienda de Sandro. Y no te preocupes si lo tuyo es ir a recorrer la provincia que en La Cava de Lerma podrás degustar cualquiera de nuestras cervezas; y en Oña, al norte de Burgos también, en el bar Blanco y Negro.

Aunque si eres de los que el frío de Burgos no te saca de casa… ¡Pídelas a través de nuestra web! ¡Están volando! Así que no te lo pienses demasiado y haz click rápido.

¿Conocías ya esta línea de cervezas? ¿Eres mas de Dolina o de Hipótesis? Si es la primera vez que oyes hablar de ellas te animamos a que las pruebes y a que nos digas si eres más de IPA o de Porter, ¡o de las dos! Por cierto, cuidado con las etiquetas… ¡Se parecen un poco para los que nos las conocen! Pero te vamos a contar un truco para ponértelo más fácil… La Porter tiene la chapa negra, ¿de qué color iba a ser si no siendo una cerveza negra? Además, la Porter tiene una pareja de Homo heidelbergensis contemplando una lluvia de meteoritos, o lo que es lo mismo. Una lluvia mortal… De ahí uno de sus múltiples nombres. ¡Ya lo sabes todo sobre nuestra Porter! ¡Ahora te toca a ti probarla y contarnos que te parece!

¿Tienes algo que hacer la próxima semana? Te animamos a que nos sigas la pista en el blog, la semana que viene le toca el turno a nuestra otra hipótesis, la American IPA, para los amantes de las cervezas lupuladas… ¡Esta es la suya!

¡Salud dolinistas!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *