Fuera el sexismo cuando se trata de cerveza

una mujer sirviendo cerveza

“Las mujeres prefieren el vino blanco a la cerveza”, “cervezas suaves y con menos graduación para chicas”, “ellas no beben cerveza porque engorda”, “la mujer y la cerveza son como el agua y el aceite, tienen una relación complicada”, “es algo poco femenino, con muy poco glamour y pensado para hombres”

Falsos mitos sobre la cerveza y la mujer

Llevo unos días leyendo varios artículos, viendo campañas y spots publicitarios de diferentes medios nacionales e internacionales y para mi sorpresa estas son algunas de las referencias que aparecenMaría y Leyre de lyma design si buscamos información sobre los términos “cerveza y mujer”. Tampoco es mi intención, en absoluto, meter en el mismo saco todos los anuncios de cerveza ni todo lo que se ha escrito e investigado sobre el tema, pero que a estas alturas siga habiendo quien piensa que la cerveza es una “bebida de hombres” es cuanto menos preocupante.

A parte de la cantidad de falsos mitos que existen sobre la cerveza como que son mejores las que se venden en botellas verdes que en marrones, que una buena cerveza debe ser fuerte o que éstas no casan bien con la comida, me parece importante desmitificar todo lo que circula alrededor del tema de las mujeres y la cerveza. ¿Enserio vamos a separar bebidas o alimentos en función de si somos hombres o mujeres?, ¿Cervezas con etiqueta rosa para ellas y azul para ellos?

Los beneficios de la cerveza a lo largo de la vida de una mujer

Os traemos unos cuantos datos que desmontan este tipo de teorías y resumen los beneficios de la cerveza en todas
las etapas de la vida de una mujer, desde el embarazo y la lactancia, pasando por la menopausia y la vejez.

Embarazo y Lactancia

El ácido fólico que posee la cerveza es una vitamina esencial para el sistema nervioso y la regeneración de células, que ayuda también a regular los niveles de homocisteína, factor de riesgo en enfermedades cardiovasculares. Asimismo, este nutriente disminuye el riesgo de malformaciones en la médula espinal y previene gran parte de los defectos del tubo neural en el nacimiento.

Es importante recordar siempre que en el caso de las embarazadas, el consumo de cerveza ha de ser de su variedad sin alcohol, que supone igualmente una importante fuente de ácido fólico.

Tras el parto, en el periodo de lactancia, “la cerveza sin alcohol aporta antioxidantes naturales que participan en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo” explica Tirso Pérez jefe de Ginecología del Hopsital Universitario Puerta de Hierro de Madrid.

Menopausia y envejecimiento

la menopausia  se caracteriza por una disminución estrogénica, lo que lleva a una menor absorción de calcio. Como prevención, se recomienda un mayor consumo de calcio durante la menopausia y postmenopausia y cubrir las necesidades de vitamina D.

Así, durante la etapa de la menopausia cobran especial relevancia los antioxidantes. La cerveza es una fuente de polifenoles, además aporta vitaminas, fibra o fitoestrógenos naturales, estos últimos beneficios en la prevención de patologías derivadas del descenso de estrógenos propio de la menopausia. De hecho, estudios científicos concluyen que el consumo de fitoestrógenos naturales en la dieta puede llegar a retrasar la menopausia alrededor de dos años.

Osteoporosis

La osteoporosis es un tipo de enfermedad que se caracteriza por una escasa masa ósea y alteraciones microarquitectónicas que dan lugar a fragilidad ósea y al consiguiente incremujer con cerveza en un parquemento de facturas. Según algunas investigaciones, hay varios nutrientes que tienen gran importancia sobre la masa ósea,
y algunos de ellos los podemos encontrar en la cerveza.

Por otra parte, se ha demostrado que el consumo moderado de cerveza podría disminuir uno de los factores de riesgo
de la enfermedad de Alzheimer, causa más común de demencia en personas mayores de 65 años y que afecta con mayor frecuencia a las mujeres, ya que el silicio que contiene interacciona con el aluminio, mineral relacionado con la demencia y otros desórdenes neurodegenerativos.

Personalmente creo que la cerveza, a parte de la cantidad de beneficios que supone, demostrados todos ellos en innumerables estudios científicos, es una de las cosas que mayor diversidad le ofrecen a la vida, tanto en marcas, precios, formatos, forma de elaboración, colores, aromas y sabores… no vayamos a hacer del maravilloso zumo de cebada algo sexista, por favor.

¡Corre la voz!